Estrés Laboral

En la Ingeniería de la construcción cuando los elementos físicos se deforman o se rompen, se utiliza el término “estrés”, y de ahí es de donde proviene su significado.

Los cambios exponenciales del mercado, el ritmo acelerado de la tecnológico, la demanda de lo inmediato, la competencia del mercado y el estilo de liderazgo de las organizaciones, son los elementos que pueden llegar a romper y deformar el comportamiento de la cultura y el clima laboral de una empresa.

Estudio elaborado por la Organización Internacional del Trabajo, indican que el estrés laboral puede generar pérdidas de entre el 0,5% y el 3,5% del PIB de los países.

Ante esto las empresas viven una problemática muy latente denominado “estrés laboral”.

¿A que le llamamos estrés laboral y qué lo provoca?

Le llamo patología laboral de la industrialización, colegas internacionales le llaman la epidemia del siglo XXI, y se refiere al riesgo laboral que los colaboradores de una empresa pueden sufrir, es generada por entornos laborales de alta presión y exigencia que rompen el equilibrio psicosocial de un trabajador, provocando trastornos psicológicos que terminan somatizándose y luego pasan a convertirse en fisiológicos.

El liderazgo no constructivo, la falta de incentivo y reconocimiento, los conflictos internos de áreas, la presión de resultados, el control excesivo, extensas jornadas, la falta de flexibilidad de permisos, y el ambiente físico del lugar de trabajo, son los detonantes principales para provocar estrés en los trabajadores.

¿Qué consecuencia genera el estrés laboral?

Un alto cuadro de estrés laboral tiene como respuesta la descarga de químicos en el organismo llamado Cortisol, esta hormona es liberada por las glándulas suprarrenales. La descarga en grandes cantidades de Cortisol desata desequilibrio químico cerebral, provocando el síndrome de Cushing, que es básicamente el cambio del estado emocional en las personas y que conducen a un alto nivel de presión arterial, irritabilidad, depresión, desorden de la conducta, envejecimiento celular, aumento de peso, problemas de sueño, dolores articulares, etc.

Al desarrollar estos desordenes, terminan afectando la salud de los colaboradores y provocando enfermedades tales como gastritis y colitis emocional, tensión cervical, lumbalgias, dolores de cabeza, síndrome de fatiga crónica, fatiga visual y afectación al sistema nervioso.

¿Qué indicadores presenta un trabajador con alto nivel de estrés?

Absentismo, estados emocionales de irritabilidad con sus compañeros y jefes, falta de compromiso con la empresa y baja motivación, lo que desencadena en un estado de “Burnout” (trabajador quemado), haciendo que el desempeño del colaborador no sea la deseado por la empresa.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT), considera que: el estrés laboral es una “enfermedad peligrosa para las economías industrializadas y en vías de desarrollo.

¿Por qué es rentable tener Empresas Saludables?

Simplemente porque un trabajador en un excelente ambiente, motivado y feliz se va a enfermar menos y va a ser un 88% más productivo. Un ambiente de presión y mal clima laboral pude llegar a tener pérdidas productivas de hasta el 30% al año. (Fuente OIT)

¿Entonces invertir en la salud y bienestar de los trabajadores es rentable?

Quien puede decir lo contrario, el talento humano hace que la empresa sea productiva, por más tecnología y capacidad instalada que tenga el trabajo, si no hay trabajadores sanos, comprometidos y motivados simplemente no hay altos niveles de productividad.

¿Qué recomendación podrías hacer para lograr empresas con menos estrés laboral?

Considero cuatro puntos:

  • Medir y diagnosticar el riesgo psicosocial y el clima laboral de una empresa.
  • Estructurar un plan de Salud Ocupacional para provocar “Empresas Saludables”
  • Implementar una política de beneficios de “Salario Emocional” que le dé un sentido al balance de vida de los colaboradores como; horarios flexibles, teletrabajo, banco de horas, permisos especiales por cumpleaños, integración de equipos de trabajo, etc.
  • Mejorar el estilo de liderazgo, es el 30% de la generación de estrés en las empresas.

¿Qué retos tienen los lideres para equilibrar la vida del trabajador en las empresas?

  • Aún prevalece la idea de que se es más productivo trabajar por jornadas laborales, que por objetivos.
  • En plena era digital, con la llegada de la cuarta era industrial, la presencialidad en la oficina dejará ser un requisito.
  • Más formación de habilidades directivas, los líderes deben comprender que las empresas saludables, con buen clima laboral aumentan el desempeño financiero de un 24% al 30% (Fuente  Great Place to Work Institute)
  • El área RRHH debe ser aliado estratégico del negocio y justificar a la Gerencia General con datos y hechos porque es rentable contar con “Empresas Saludables”.

Categorías : Cultura Laboral