Mejor gestión de proyectos con ACP®

He tenido la fortuna de dar presentaciones magistrales y talleres sobre temas ágiles en conferencias del PMI en varios países. En todas las ocasiones se han acercado profesionales a preguntarme si es la certificación PMP® (Project Management Professional) o la certificación ACP® (Agile Certified Professional) la que les conviene más.

Podría pensarse que debido a que yo soy un coach en adopción empresarial ágil mi respuesta es ACP®. Pero para evitar considerar que hay sesgo de mi parte voy a elaborar el tema.

PMP® nació en el año 1984, bajo la necesidad evidente de mejorar la forma de gestionar proyectos, predominantemente en la industria de manufactura en aquel entonces. Su documento base es el PMBoK® (Project Management Body of Knowledge). De las diversas certificaciones que el PMI® ofrece el PMP® es la que mayor número de profesionistas certificados tiene.

Esta alta tasa de crecimiento cambio con el advenimiento de la certificación ACP® en el año 2009 La tabla siguiente muestra el número total de certificaciones otorgadas hasta finales de Enero de éste año y donde ACP® ha sido la de mayor crecimiento desde el 2015.

Otro dato importante a considerar radica en que la mayoría de actualizaciones en la dos últimas versiones del PMBoK® tienen que ver con agregar aspectos de gestión ágil. Es decir, el PMP® mismo está siendo influenciado y madurado en base a ágil.

Regresando a la pregunta: ¿Cual es más conveniente? La respuesta es simple: si su industria de acción es la de Trabajo de Conocimiento entonces ACP® es la adecuada; y si su industria es la de manufactura entonces PMP® le convienen más. Para personas que trabajan en empresas donde ambas se mezclan entonces ACP es más recomendable porque es más fácil adaptarse a la parte de manufactura desde la perspectiva de trabajo de conocimiento que en la dirección opuesta.

Desde hace aproximadamente una década y hasta hace recientemente existió una polémica muy fuerte donde agilitas comentaban que la gestión tradicional es incompatible con la ágil. Ese es un argumento que yo no abogo y de hecho yo, junto con mi empresa, hemos demostrado por muchos años que si es posible tener ambas. Fuimos, hasta donde sabemos, los primeros en hacerlo con clientes. Cuento con una estructura que muestra donde aplicar técnicas y herramientas ágiles en cada grupo de proceso y en cada proceso del PMBoK®.

Puedes revisar más información sobre nuestro curso

Categorías : Innovación